Estás aquí
Inicio > Deporte > Ni 6 pernos en la espalda frenaron a niña dorada

Ni 6 pernos en la espalda frenaron a niña dorada

Catalina cruza la meta y se queda con el oro en el Ómnium, prueba de ciclismo de pista, que consiste en 4 pruebas de medio fondo y grupales que entregan puntaje dónde la última etapa da al vencedor. Todo esto en el marco de los II Juegos Suramericanos de la Juventud. Hasta ahí, un triunfo deportivo increíble para una nacional.

Pero si conocemos la historia de Catalina Anais Soto Campos, de 16 años y residente en Australia, la victoria toma tintes casi heroicos de superación personal. Ella vive con Evelyn, madre soltera y principal sostén de su carrera. Llegó a competir a los Suramericanos de forma privada y tras los primeros entrenamientos sufre un accidente y se quiebra la clavícula. Todo parecía acabado para esta niña dorada, pero su tesón podía más.

Según cuenta a cacha.cl el entrenador de Catalina, Miguel Vidal Campos, “llegó un viernes a Chile y el sábado había carreras en el velódromo y una persona la chocó de frente. Le diagnosticaron fractura de clavícula y en primera instancia no la metieron a cirugía”.

Vidal agrega que “Catalina estaba obsesionada con competir, traté de calmarla y que viéramos las posibilidades reales y que las cosas se fueran dando. Así fue como en la Clínica Alemana le unieron la clavícula y se le puso una placa con pernos”.

Llegó la hora de la verdad en una prueba compleja, más para una joven que carga con 6 pernos en su espalda. (Habían pasado sólo 2 semanas desde el choque y la competencia)  Montó su bicicleta y en la primera competencia obtuvo el segundo lugar. Pero Catalina tenía en mente un sólo objetivo y lo consiguió. En la segunda carrera alcanza el primer lugar y con la suma de puntos se lleva la gloria. Una victoria en la pista que traspasa fronteras, que es parte de su vida y que nos hace recordar aquella frase internacional que tomó como suya el doble medallista olímpico en Atenas 2004, Nicolás Massú, “en la vida no hay nada imposible”.

“Es un mérito muy grande, eran tantas las ganas de competir de Catalina y ganó a la campeona. Nosotros como delegación chilena estamos felices. Yo la inicié en el 2012 y trabajamos con ella. Ahora viven en Australia y estamos constantemente comunicados para orientar su trabajo”, explica el coach.

Felicitamos a Catalina por este logro. El jueves con Chile, en el fútbol, esperamos sirva de motivación.

Agregar un comentario

Top